3 claves para desarrollar la empatía

En un mundo cada vez más interconectado, la empatía surge como una habilidad crucial para forjar relaciones personales y laborales sólidas y significativas. Más que una simple cualidad emocional, la empatía es un mecanismo complejo y multifacético que facilita la comprensión y conexión con los demás.

Las tres claves para desarrollar la empatía son:

  1. Escucha y observación activas
  2. Comprensión de los mapas mentales
  3. Feedback.

1. Escucha y observación activas

Esta habilidad va más allá de la mera audición. Implica una atención completa y multidimensional, utilizando todos los sentidos para captar no solo las palabras, sino también los gestos, expresiones y emociones subyacentes. La escucha activa se acompaña de una presencia genuina, donde el oyente se sumerge completamente en la experiencia del otro, facilitando una comprensión más profunda y un vínculo más fuerte.

Se trata de un proceso activo donde se presta atención no solo a las palabras, sino también al lenguaje corporal, tono de voz y contextos emocionales. Es un acto de presencia total que permite una comprensión más rica y matizada de los demás.

Comprensión de los “Mapas Mentales”

Nuestro procesamiento de la información sensorial pasa a través de filtros internos que incluyen nuestras experiencias previas, creencias y valores. Estos filtros configuran nuestros “mapas mentales”, que son representaciones únicas de la realidad.

Entender y reconocer que cada persona tiene su propio mapa mental nos permite apreciar las diferencias en las percepciones y experiencias. Esta comprensión es fundamental para interactuar de manera respetuosa y efectiva.

Cada persona interpreta su entorno a través de una lente única, formada por sus experiencias, cultura, educación y más. Reconocer y respetar estas diferencias es crucial para una comunicación efectiva y relaciones empáticas.

Para explicar lo que es un mapa mental primero hay que describir el circuito que la información que percibimos realiza en nuestra mente.

Flujo de la información que obtenemos:

La información externa la percibimos a través de nuestros canales sensoriales, que son:

  • el visual (lo que vemos e imaginamos)
  • el auditivo (sonidos, palabras que decimos y que nos dicen, también se incluye lo que nos decimos internamente y la manera que la gente nos dice esas palabras)
  • cinestésico (tacto y sentimientos internos y externos, que incluye el contacto con algo o alguien, la presión, la temperatura y la textura)
  • olfativo (los olores que apreciamos)
  • gustativo (los sabores que distinguimos).

En un segundo paso a la información que nos queda, después de que ha pasado por nuestros canales sensoriales, le aplicamos los tres filtros internos siguientes:

  • Omisiones: selectivamente prestamos atención a ciertos aspectos de nuestra experiencia y no a otros. Pasamos por alto o suprimimos cierta información sensorial, por el hecho de que las omisiones son necesarias, ya que no estamos preparados para manejar tanta información en nuestra mente consciente.
  • Distorsiones: se dan cuando hacemos cambios en nuestra experiencia.
  • Generalización: se refiere a cuando sacamos conclusiones globales basadas en una, dos o más experiencias para comprender o interpretar la realidad. Para ello, solemos utilizar las palabras “siempre”, “nunca”, …

Estos filtros contestan a la pregunta ¿Cuándo dos personas tienen los mismos estímulos, porque tienen diferentes percepciones de la realidad? La respuesta es, porque omiten, distorsionan y generalizan la información de diferentes maneras.

El tercer paso es que a la información que nos queda después de pasar por los canales sensoriales y por los tres filtros internos le aplicamos otros filtros de tipo cultural, social y familiar, que los antiguos griegos decían que eran las creencias, valores y expectativas. Por eso se dice que “lo importante en un suceso no es lo que sucede, sino cómo lo interpretan las personas que participan en él”.

Para finalizar el resultado del circuito que la información que percibimos realiza en nuestra mente, se representa con un sistema diferente que es el lenguaje, por medio del cual describimos con palabras las experiencias y nuestro mapa mental.

Cada persona tiene su propio mapa que es su REPRESENTACIÓN O MODELO DE LA REALIDAD y el TERRITORIO podemos decir que es el MUNDO, por lo que cada persona crea su realidad. “Lo que representa un trozo de pan depende de si estamos hambrientos o no”. Estos mapas mentales se basan en dos principios básicos que son:

  • Ningún mapa es más verdadero que el mapa de otro.
  • Todas las personas funcionamos de la mejor manera posible.

3. Retroalimentación Efectiva

La habilidad para dar y recibir feedback es esencial en el desarrollo de la empatía. Esto implica hacer preguntas reflexivas, ofrecer respuestas consideradas y adaptar nuestra comunicación según las necesidades y emociones de los demás.

A través de un feedback cuidadoso y empático, podemos ajustar nuestras acciones y palabras para alinearnos mejor con los sentimientos y perspectivas de los demás.

El arte de dar feedback empático involucra escuchar activamente, responder con sensibilidad y adaptarse continuamente a la dinámica emocional del momento. Esta habilidad es esencial para el crecimiento personal y profesional.

Dar un feedback empático significa ofrecer comentarios o críticas de una manera que sea sensible a los sentimientos y perspectivas de la otra persona. Se trata de una habilidad importante, especialmente en entornos de trabajo o en relaciones personales, donde es necesario comunicar ideas para mejorar o cambiar comportamientos sin causar resentimiento o defensividad.

¿Qué es la Empatía?

La empatía se puede definir como la capacidad para comprender y compartir los sentimientos de otra persona. Esta habilidad nos permite:

  • Reconocer y entender tanto nuestras emociones como las de los demás.
  • Reaccionar de manera que apoye y facilite la comprensión mutua y el apoyo emocional.
  • Ponerse en el lugar del otro, anticipando y respondiendo a sus necesidades emocionales y psicológicas.

La empatía es la llave que abre las puertas de la comprensión y conexión humana. Hay una anécdota de Picasso, cuando un extraño se le acerca y le pregunta por qué no pintaba las cosas tal y como eran en realidad, Picasso se quedó un poco confundido y contestó:

— No acabo de entender lo que quiere decir.

El hombre sacó una fotografía de su esposa.

Mire – dijo —, como esto, así es mi mujer de verdad.

Picasso parecía incrédulo y le dijo:

— Es muy pequeña, ¿no? Y un poco plana ¿no?

Comprender los “mapas mentales” facilita las claves para comunicarse y modificar, si es preciso, el mapa de representación propio o ajeno y tener una comunicación más efectiva.

“La comunicación es a la relación, lo que la respiración es a la vida”(Virginia Satir)

Preguntas para desarrollar empatía

  • ¿Por qué me siento así?
  • ¿Qué me dice esta emoción?
  • ¿Cómo puedo canalizar esta emoción de una manera más beneficiosa para mí?
  • ¿Qué emociones me pueden ayudar a conseguir mi objetivo? ¿Cómo puedo rescatarlas?
  • ¿Cómo se siente esa persona?
  • ¿Qué quiere la persona?
  • ¿Cómo puedo hacer para adaptarme a esta situación?

El desarrollo de la empatía no es solo beneficioso, sino esencial en nuestras vidas. A través de una escucha atenta, la comprensión de los mapas mentales y una retroalimentación efectiva, podemos mejorar significativamente nuestras relaciones, aumentar nuestra comprensión intercultural y facilitar entornos laborales y personales más armoniosos y productivos.

Cita esta página

Lanero Maica. (2011, agosto 10). 3 claves para desarrollar la empatía. Recuperado de https://gestiopolis.com/3-claves-para-desarrollar-la-empatia/
Lanero Maica. "3 claves para desarrollar la empatía". gestiopolis. 10 agosto 2011. Web. <https://gestiopolis.com/3-claves-para-desarrollar-la-empatia/>.
Lanero Maica. "3 claves para desarrollar la empatía". gestiopolis. agosto 10, 2011. Consultado el . https://gestiopolis.com/3-claves-para-desarrollar-la-empatia/.
Lanero Maica. 3 claves para desarrollar la empatía [en línea]. <https://gestiopolis.com/3-claves-para-desarrollar-la-empatia/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por:

Imagen del encabezado cortesía de fanofretail en Flickr