La administración, ciencia, arte y técnica

La administración contiene elementos de ciencia, arte y técnica, no es exclusivamente una de ellas, sino más bien una conjunción de las tres. En principio, se observa que posee propiedades de las ciencias sociales como la aplicación de un método científicamente estudiado, por ejemplo.

Así mismo, en ella se encuentran atributos propios de las artes como la creatividad y la intuición, por mencionar algunos. Además, solo a través de su aplicación práctica se aprende el oficio y la técnica administrativa.

La administración como ciencia

Para Frederick W. Taylor la administración científica consistía fundamentalmente en ciertos principios generales amplios, una cierta filosofía que puede ser aplicada en muchas formas; y cualquier descripción de lo que un individuo o conjunto de individuos considera como el mejor mecanismo para aplicar estos principios generales.

Más que una ciencia como tal, la administración puede ser entendida como una disciplina académica o un campo de estudio representado en un conjunto de teorías y principios cuya implementación no brinda absoluta certeza sobre los resultados que se obtendrán, ya que, entre otras variables, no puede predecir con exactitud el comportamiento del componente humano sobre el cual actúa; a diferencia de las ciencias exactas, cuyas leyes universales (la ley de la gravedad en la física, por ejemplo) sí permiten hacer cálculos totalmente precisos, de ahí su denominación.

Sin embargo, cumple con características propias de las ciencias sociales. Mediante la observación y el método científico pretende encontrar las distintas variables, técnicas, principios y teorías que conforman los hechos administrativos (los relativos a la organización, su objeto de estudio) y que les permiten a las organizaciones crecer, desarrollarse y alcanzar sus objetivos consistentemente como resultado de la aplicación de un proceso científicamente estudiado y aplicado siguiendo una metodología diseñada para ello.

La administración es una ciencia, cuyo campo de estudio lo constituye el comportamiento de la organización. Su conocimiento y el empleo de las técnicas administrativas permiten la conducción de los grupos formales hacia la consecución de los objetivos previstos, en un ambiente en que todas las personas, trabajando juntas, aporten sus mayores esfuerzos de acuerdo con acciones preestablecidas. (Paniagua, p. 20)

La administración como un arte

La administración se ha definido como el arte de conseguir resultados a través del esfuerzo de terceras personas. Se ha dicho, además, que alguna fracción indeterminada de su aplicación se corresponde con atributos propios de las artes como la inventiva, la creatividad y la intuición.

La imagen de la administración como arte implica que la capacidad de gestión es cuestión de intuición, ingenio natural y personalidad. Administrar implica esas cualidades indefinibles y, por tanto, imposibles de enseñar, asociadas con la idea de liderazgo, cuyas habilidades se pueden desarrollar, pero no adquirir. Esta postura asume que el artista (administrador) posee talentos innatos.

Analizando esta posición, se comprende que no es conveniente catalogar la administración únicamente como arte, ya que el resultado de las artes es una obra que se dirige a los sentidos con el propósito de generar una reacción, una emoción o hasta un sentimiento en quien la aprecia o vivencia y este no es el propósito de la administración, como se verá más adelante.

La administración como arte implica inventiva más que mera conformidad, práctica más que simples fórmulas, sabiduría más que puro conocimiento. Observar a un administrador efectivo en acción es como ver a un artista trabajando. (Shaw et al., p. 195)

La administración como técnica

Como técnica la administración es apreciada desde dos ópticas. La primera la observa como una función organizacional consistente en la ejecución de un proceso continuo. La segunda la advierte como una práctica que solo se aprende adecuadamente a través de la experiencia.

La administración como función

Henri Fayol, quien diera origen a la teoría clásica de la administración, indicó que la administración es una de las seis áreas funcionales de toda organización. Dicha función se realiza mediante un proceso que consiste en la interrelación de las funciones de prever, organizar, mandar, coordinar y controlar.

Prever es escrutar el porvenir y confeccionar el programa de acción. Organizar es constituir el doble organismo, material y social, de la empresa. Mandar es dirigir al personal. Coordinar es unir y armonizar todos los actos y todos los esfuerzos. Controlar es vigilar para que todo suceda conforme a las reglas establecidas y a las órdenes dadas.

Como proceso, la administración tiene ciertas implicaciones:

  • Involucra la interacción de personas, y de grupos de personas, que trabajan de manera conjunta en la búsqueda de objetivos compartidos, lo que lo convierte en un proceso social.
  • Amalgama el esfuerzo de recursos de diferente tipo, humanos, físicos y financieros. Es un proceso integrador.
  • Permanentemente, se están solucionando nuevos problemas y se repiten ciertas acciones y funciones hasta que se alcanzan los objetivos. Es un proceso continuo.
  • Las funciones administrativas, planificación, organización, dirección y control, se encuentran contenidas unas en otras. Es un proceso interrelacionado.
La administración es el proceso de controlar y tomar decisiones sobre una organización, así como supervisar a otros para garantizar que las actividades se realicen de manera eficiente y efectiva. (Dansby y Sobak, p. 17)

La administración como práctica

Henry Mintzberg, probablemente el más agudo observador de la labor administrativa, ha indicado en sus textos que, de acuerdo con sus investigaciones, la administración es una práctica que tiene más de arte y oficio que de ciencia o profesión.

Explica que dicha práctica se basa en la intuición, como las artes, y en el aprendizaje a través de la experiencia, como los oficios. No busca el desarrollo sistemático del conocimiento, como la ciencia, ni cuenta con un conocimiento codificado que se pueda aprender de manera formal, lo hace más bien con un conocimiento tácito que no es de fácil acceso, razón por la cual es necesario aprenderlo en el trabajo mediante la experiencia directa.

Como se ilustra en la siguiente figura (Mintzberg, p. 13), la práctica administrativa puede concebirse como algo que ocurre dentro de un triángulo donde el arte, el oficio y el uso de la ciencia se encuentran. El arte contribuye con las ideas y la integración; el oficio hace las conexiones, basándose en experiencias tangibles, y la ciencia proporciona el orden a través del análisis sistemático del conocimiento.

La administración, ciencia, arte y técnica

La administración como oficio práctico

Peter F. Drucker, para muchos el mayor pionero del pensamiento administrativo moderno, mencionó en algunos de sus escritos que para él la administración es una actividad específicamente dedicada a que la empresa comercial alcance un desempeño óptimo. Esa actividad la asimiló a un órgano que se describe y define según sus funciones, siendo estas:

  1. La realización económica. La administración debe siempre, en cada decisión y acción, anteponer el desempeño económico.
  2. Convertir los recursos humanos y materiales en una empresa productiva. Se trata de construir una dirección que actúe sobre los recursos de que dispone para que su producto sea mayor que la suma de sus partes.
  3. Dirigir a los trabajadores y su trabajo. Implica considerar al ser humano como un recurso y al recurso humano como seres humanos íntegros.

También argumentó que dentro de las tareas propias de quienes administran se encuentran:

  • Establecer los objetivos de la organización.
  • Organizar y coordinar los recursos necesarios para alcanzar esos objetivos.
  • Motivar al personal para lograrlos.
  • Monitorear el desempeño del personal en relación con los objetivos.
  • Optimizar el desempeño mediante el desarrollo continuo de quienes conforman la organización.
  • Definir cuál es el negocio de la empresa.
La administración es una práctica que se aprende principalmente en el trabajo, tiene sus raíces en la experiencia y solo se puede practicar con éxito con una comprensión profunda del contexto particular. (Mintzberg, 2009)

En el siguiente video, el profesor Daniel García define con absoluta claridad qué es la administración, además, ilustra con precisión por qué se pueda afirmar que la administración es una fusión de ciencia, arte y técnica:

Conoce qué es la administración y cómo es definida por importantes autores. Además, su importancia, objetivos y características.

Conclusión

La administración es ciencia, arte y técnica. La administración es una ciencia que estudia las organizaciones y su comportamiento. También es un arte que implica creatividad, práctica y pericia. Además, es una técnica desarrollada a través del proceso administrativo. Por último, es considerada como un oficio práctico que se aprende mediante el trabajo, no es posible ser un buen administrador sin experimentar la labor en el día a día.

Bibliografía

  • Dansby, Robert L. y Sovak, Karel. Principles of management, 2020.
  • Drucker, Peter Ferdinand. Management. Revised Edition. Harper Collins, 2008.
  • Mintzberg, Henry. Managing. Berret-Koehler, 2009.
  • Mintzberg, Henry. Simply Managing. Berret-Koehler, 2013.
  • Paniagua, Carlos Germán. Principales escuelas del pensamiento administrativo. EUNED, 2005.
  • Shaw, Douglas; Schneier, Craig E.; Beatty, Richard W.; y Baird, Larry S. Performance, Measurement, Management, and Appraisal Sourcebook. HRD Press, 1995.

Cita esta página

GestioPolis.com Experto. (2021, diciembre 7). La administración, ciencia, arte y técnica. Recuperado de https://gestiopolis.com/administracion-ciencia-arte-tecnica/
GestioPolis.com Experto. "La administración, ciencia, arte y técnica". gestiopolis. 7 diciembre 2021. Web. <https://gestiopolis.com/administracion-ciencia-arte-tecnica/>.
GestioPolis.com Experto. "La administración, ciencia, arte y técnica". gestiopolis. diciembre 7, 2021. Consultado el . https://gestiopolis.com/administracion-ciencia-arte-tecnica/.
GestioPolis.com Experto. La administración, ciencia, arte y técnica [en línea]. <https://gestiopolis.com/administracion-ciencia-arte-tecnica/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por: