Decisiones financieras: Criterios de inversión, flujos de fondos y riesgo

Las decisiones financieras se deben evaluar mediante criterios o políticas de inversión, los cuales aportan una nueva perspectiva al papel de la administración financiera. A continuación se conceptualizan y analizan los criterios de inversión, los componentes de los flujos de fondos y el riesgo de las inversiones.

Los criterios de inversión son determinantes para la toma de decisiones financieras, por lo tanto, es importante analizar desde las inversiones en capital de trabajo, como la caja, los bancos, las cuentas por cobrar y los inventarios, hasta las inversiones de capital, representadas en activos fijos como edificios, terrenos, maquinaria, tecnología, etc.

Para tomar las decisiones financieras correctas, se deben tener en cuenta elementos de evaluación, adicional a la definición de los criterios de análisis, también es importante considerar los flujos de fondos asociados a las inversiones, su riesgo y la tasa de retorno requerida.

Generalmente, a mayor riesgo, mayor utilidad.

Definición de criterios de análisis para la toma de decisiones financieras

En la mayoría de organizaciones o empresas de tipo privado, las decisiones financieras son enfocadas o tienen un objetivo claro, «la maximización del patrimonio» por medio de las utilidades.

Este hecho en las condiciones actuales, debe reenfocarse sobre un criterio de «maximización de la riqueza» y de la creación de «valor empresarial«.

Frente a esto, en las decisiones financieras, aparecen recursos que se asignan y resultados que se obtienen de ellos, los costos y los beneficios. Los criterios para analizar inversiones hacen un tratamiento de los beneficios y costos de una propuesta de inversión.

Estos en la mayoría de los casos no se producen instantáneamente, sino que pueden generarse por periodos más o menos largos.

Al encontrar los costos y beneficios, se deben definir con claridad los criterios que se van a utilizar para su evaluación frente a la propuesta de inversión.

Entre los criterios que han logrado un alto nivel de aceptación técnica, por parte de los financistas, son los que consideran el valor en el tiempo del dinero, efectuando un tratamiento descontado de los flujos de costos y beneficios.

Se pueden mencionar entre ellos el Valor Presente Neto, La Tasa de Rentabilidad, La Relación Beneficio-Costo y La Tasa Interna de Retorno, que brindan la información necesaria para el análisis de las inversiones.

Flujos de fondos asociados a las inversiones

Al realizar una inversión, la empresa incurre en una serie de gastos y costos para obtener beneficios futuros. La generación de estos costos y obtención de beneficios se conoce con el nombre de «Flujos de fondos», cuyos componentes son:

  • Cantidad y tiempo de las inversiones

En este se expresa el monto de la inversión inicial, lo cual se ve reflejado en desembolsos en efectivo o con créditos y su utilización frente a los activos fijos o capital de trabajo.

También deben tenerse en cuenta, las distintas inversiones adicionales durante la vida del proyecto como consecuencia del reemplazo de equipos, compra de nueva tecnología y aumento del capital de trabajo, para tener una estimación aproximada de estos desembolsos.

  • Cantidad y tiempo de los rendimientos

En este se expresa en qué cantidad y en cuánto tiempo, se espera percibir los rendimientos que genera la inversión efectuada por la empresa.

De la misma forma debe preverse la asignación de recursos destinados a la inversión, es necesario establecer en qué momento y por qué monto se efectuará la recuperación de las inversiones efectuadas.

La mayoría de inversionistas le huyen al riesgo, ya que buscan maximizar su riqueza con el menor riesgo posible

Los «Flujos de fondos«, al tomar el valor en el tiempo del dinero, se establecen sustantivamente sobre una base de caja después de impuestos. El análisis se realiza sobre una base incremental; esto rige tanto para las inversiones, como para los costos y por ende, los ingresos que estos derivan.

Un aspecto muy importante en el análisis de los flujos, está dado por la relación directa que este nuevo proyecto pueda tener, con otros que ya se encuentran en marcha dentro de la empresa.

Un proyecto suele afectar los flujos de fondos de otras inversiones, este tipo de efectos deben incorporarse al cómputo del nuevo flujo de fondos, para que no se altere el normal funcionamiento de las otras inversiones.

Análisis del riesgo

El futuro es incierto, todo lo que pasa a nuestro alrededor puede cambiar de un momento a otro, es por ello que al tomar una decisión financiera se debe tener muy en cuenta el factor riesgo.

El riesgo de una inversión viene medido por la variabilidad de los posibles retornos, en torno al valor medio o esperado de los mismos, es decir, el riesgo viene dado por la desviación de la función de probabilidad de los posibles retornos.

Toda inversión tiene dos componentes de riesgo, uno que depende de la propia inversión que está relacionado con la empresa y el tipo de sector en el cual se invierta, este es llamado Riesgo diversificable y otro que es establecido por el mercado en general y afecta a todas las inversiones del mercado y es conocido como Riesgo no diversificable.

En la toma de decisiones financieras, se logra minimizar el riesgo si se realiza una eficiente diversificación del riesgo y una correcta medición del no diversificable.

La medida del Riesgo no diversificable viene dado por Beta (B), que vincula los retornos del mercado con los de una inversión en particular.

Una inversión con Beta mayor que 1, significa que por un aumento de un 1% en los retornos del mercado, el activo aumenta en mayor proporción los retornos y si el Beta es menor que 1, sucede lo contrario.

La contribución que una nueva inversión puede hacer a un portafolio eficientemente diversificado, depende del Beta que tenga, puesto que el riesgo es mayor cuanto mayor es el Beta de los activos que lo componen.

Tasa de retorno requerida para las inversiones

La Tasa de retorno requerida es la tasa mínima de rendimiento que se debe exigir a una inversión para que esta sea aceptada. En la determinación de esta tasa se deben tener en cuenta todos los factores internos y externos que influyen en la decisión de inversión.

El supuesto de la teoría financiera en el cual se expresa que «los inversores son aversos al riesgo» toma gran relevancia en el sentido que, a medida que hay más riesgo involucrado en la decisión de invertir en un proyecto, se requerirá un mayor rendimiento de los recursos invertidos.

Así, el retorno esperado para un proyecto de inversión específico, depende del riesgo del proyecto evaluado, teniendo en cuenta la tasa libre de riesgo y la reditualidad por invertir en ese proyecto.

Los aspectos tratados anteriormente, son una herramienta eficaz en el desarrollo de una correcta administración financiera, en el ámbito de la toma de decisiones frente a las inversiones empresariales.

No obstante, todo esto debe fundamentarse y complementarse con los estudios técnicos, matemáticos y controles de seguimiento implementados por el responsable del área financiera de la empresa.

Cita esta página

Gómez Giovanny. (2020, febrero 11). Decisiones financieras: Criterios de inversión, flujos de fondos y riesgo. Recuperado de https://gestiopolis.com/criterios-decision-inversiones-empresariales/
Gómez Giovanny. "Decisiones financieras: Criterios de inversión, flujos de fondos y riesgo". gestiopolis. 11 febrero 2020. Web. <https://gestiopolis.com/criterios-decision-inversiones-empresariales/>.
Gómez Giovanny. "Decisiones financieras: Criterios de inversión, flujos de fondos y riesgo". gestiopolis. febrero 11, 2020. Consultado el . https://gestiopolis.com/criterios-decision-inversiones-empresariales/.
Gómez Giovanny. Decisiones financieras: Criterios de inversión, flujos de fondos y riesgo [en línea]. <https://gestiopolis.com/criterios-decision-inversiones-empresariales/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por:

Imagen del encabezado cortesía de hyku en Flickr